Guardería: La elección de cuidar lo más preciado.

Los niños pasan gran parte del día en la guardería.

Te contamos algunas cuestiones a considerar al momento de elegir la opción indicada para tu hijo.

Las razones que han llevado a que ambos padres trabajen y dejen el hogar son diversas. A veces por deseos de superación personal, porque atraviesan circunstancias económicas adversas o simplemente porque son el sostén de la familia. Cualquiera sea la razón, cada día son más las familias donde padre y madre trabajan.

Al dejar a los hijos, se debe hacer frente a gastos relacionados con su cuidado. Las guarderías pueden ser muy costosas en caso que elijas una privada.

Dado que gran parte del día tus pequeños estarán bajo el cuidado de la guardería, vale la pena analizar con detalle el servicio y comparar opciones. No te dejes llevar por lo más práctico, cercano o barato. Toma en cuenta lo siguiente:

  • El precio no necesariamente justifica la calidad del servicio. Es conveniente buscar el establecimiento con las características que tú necesitas y sobre todo tu hijo.
  • Preguntá sobre que es lo que incluye el precio de la cuota. Muchas veces es económica pero se termina incrementando el valor cuando se suman materiales extra.
  • Ten en cuenta que el servicio básico comprende estancia y siesta. Las comidas principales (desayuno, comida y cena) y la colación, así como la estimulación temprana son servicios ofrecidos sólo en algunas guarderías.
  • Mas allá de la opción privada podes encontrar las públicas. Aquellas financiadas por el estado que suelen ser gratis. O bien investigar sobre las mixtas, que si bien con privadas pero reciben financiación del estado.

Si pagar por este servicio te resulta demasiado costoso, quizá es una buena idea hablar con un familiar que pueda cuidar del niño o bien un servicio de niñera. Si bien debes pagar por este último, puede que resulte mas económico que la guardería.

 

Podría interesarte: Cómo acerco a mi hijo a la educación financiera